Adicciones no tóxicas Ampliar

Adicciones no tóxicas

Las adicciones no tóxicas son aquellas que no están relacionadas con el consumo de sustancias, sino que se refiere a las adicciones psicológicas y sociales: adicción a las compras, al juego, al trabajo, a la comida, o a las nuevas tecnologías, entre otros. 

72€/sesión 43€/sesión
17 sesiones

Tipo de tratamiento:
Cantidad

50,00€

50,00€

TIPO TRATAMIENTO: CLÍNICA

Encuentra el bienestar en tu clínica Origen, te atenderá un equipo multidisciplinar, que será el encargado de tu terapia y seguimiento personalizado.

TIPO TRATAMIENTO: ONLINE

Accede a tu terapia desde cualquier lugar, dispondrás de un equipo psicológico multidisciplinar que trabajará junto a ti para lograr tu éxito.


ORIGEN ALIVE: Adicciones no tóxicas

El tratamiento para las Adicciones No Tóxicas se centra en ayudarte a controlar el deseo del consumo, reduciendo la dependencia y aprendiendo a regular tus emociones. Todo ello con el fin de que mejores tus relaciones interpersonales y tu calidad de vida. El tratamiento está compuesto por 17 sesiones:

Primera sesión - Evaluación: esta fase consiste en la recogida, por parte de la psicóloga, de toda la información necesaria sobre tu adicción y su consecuente dependencia: cómo se originó y cómo se mantiene en la actualidad.  

Segunda sesión – Hipótesis: la psicóloga te explica el diagnóstico: por qué ocurre y por qué se mantiene a día de hoy. Una vez entiendas por qué y cómo te perjudica esta dependencia, podréis  elaborar los objetivos, de manera conjunta, para tratar en la terapia. 

12 sesiones de intervención: de manera progresiva, entrenarás las herramientas y estrategias idóneas para reducir la dependencia.

3 sesiones de seguimiento: una vez logrados los objetivos, las sesiones se espacian para que, la psicóloga te realice un seguimiento y asegurarse de que mantienes los logros y vayas obteniendo un control sobre tu vida.

¿A quién va dirigido el tratamiento para el trastorno por estrés agudo?

El tratamiento para las adicciones no tóxicas puede ayudarte si muestras un uso excesivo y abusivo hacia determinadas conductas (juego, redes sociales, móvil, compras), y te está generando problemas económicos, sociales, familiares y/o profesionales.

  • Sientes malestar si no realizas dicha conducta
  • A pesar de conocer las consecuencias negativas, sigues realizándolo
  • Gente de tu entorno te ha dicho que tienes problemas con ese comportamiento
  • Has perdido el interés por otras actividades diarias que antes disfrutabas realizando
  • Te has escondido, o has mentido, para realizar esa conducta