Excoriación (Daños en la piel) Ampliar

Excoriación (Daños en la piel)

El trastorno por Excoriación, o Dermatilomanía es la necesidad repetitiva y compulsiva de rascar, pellizcar la piel o excoriar, hasta el punto de provocar lesiones en uno mismo. Los episodios de excoriación suelen ir precedidos por tensión o ansiedad.

72€/sesión 58€/sesión
17 sesiones

Tipo de tratamiento:
Cantidad

50,00€

50,00€

TIPO TRATAMIENTO: CLÍNICA

Encuentra el bienestar en tu clínica Origen, te atenderá un equipo multidisciplinar, que será el encargado de tu terapia y seguimiento personalizado.

TIPO TRATAMIENTO: ONLINE

Accede a tu terapia desde cualquier lugar, dispondrás de un equipo psicológico multidisciplinar que trabajará junto a ti para lograr tu éxito.


ORIGEN ALIVE: Excoriación (Daños en la piel)

El objetivo para el tratamiento por Excoriación es romper los patrones que causan el rascado, identificando los pensamientos negativos que llevan a este comportamiento.

Primera sesión – Evaluación: en esta primera sesión, la psicóloga te escucha y aporta la información adicional sobre lo que te sucede. La información que vaya recogiendo le permitirá conocer las herramientas personalizadas que te ayudarán en el control de los impulsos. 

Segunda sesión – Hipótesis: la psicóloga te explica la naturaleza de tu conducta, y te explica cómo y por qué empezaste a recurrir a la excoriación, y cómo se mantiene en el tiempo. La información te ayudará a entender los objetivos que marcaréis para las siguientes sesiones.

12 sesiones de intervención: a través de la terapia cognitivo-conductual, y con la ayuda de tu psicóloga, adquirirás las herramientas y estrategias para controlar los impulsos y mejorar tu calidad de vida. Te indicará cómo afrontar las dificultades puntuales y trabajaréis para prevenir las recaídas.

3 sesiones de seguimiento: tu psicóloga realiza un seguimiento personalizado para que aprendas a mantener los logros del tratamiento y a afrontar las posibles recaídas por ti mismo.

¿A quién va dirigido el tratamiento para la Excoriación?

Presentas dificultades para controlar esta conducta compulsiva, con la que llegas a producirte heridas a ti mismo. En momentos de ansiedad y/o estrés, el número de heridas incrementan.

  • Sientes una necesidad imperiosa de rascar, pellizcar, escoriar
  • Tienes dificultades para gestionar las emociones y recurres a la excoriación como herramienta de alivio
  • A veces te haces heridas sin ser consciente de estar realizándotelas
  • Cambias las zonas de excoriación para que las ya lastimadas tengan tiempo de sanar
  • Tiendes a ocultar las consecuencias a los demás