Trastorno de Voyeurismo Ampliar

Trastorno de Voyeurismo

El Voyeurismo es la conducta compulsiva e irrefrenable de una persona que busca la excitación sexual a través de la observación de personas que están realizando una actividad sexual, o personas desnudas.

72€/sesión 43€/sesión
17 sesiones

Tipo de tratamiento:
Cantidad

50,00€

50,00€

TIPO TRATAMIENTO: CLÍNICA

Encuentra el bienestar en tu clínica Origen, te atenderá un equipo multidisciplinar, que será el encargado de tu terapia y seguimiento personalizado.

TIPO TRATAMIENTO: ONLINE

Accede a tu terapia desde cualquier lugar, dispondrás de un equipo psicológico multidisciplinar que trabajará junto a ti para lograr tu éxito.


ORIGEN ALIVE: Trastorno de Voyeurismo

El tratamiento para el Trastorno de Voyeurismo, compuesto por 17 sesiones, te proporciona las herramientas y estrategias necesarias para controlar la conducta sexual, y que aprendas a gestionar la excitación.

Primera sesión – Evaluación: en esta fase se construye la relación entre el psicólogo y tú. Con el fin de elaborar un plan de acción personalizado, el psicólogo recopila toda la información necesaria sobre tu conducta y lo que te sucede a nivel psicológico.

Segunda sesión – Hipótesis: te explica tu diagnóstico, cómo se originó y por qué (y cómo) se mantiene en el tiempo. Una vez lo comprendas, podréis establecer conjuntamente los objetivos y el plan de acción.

12 sesiones de intervención: aprenderás y entrenarás las herramientas necesarias para controlar tu conducta y aprender a gestionar la excitación.

3 sesiones de seguimiento: ya habrás logrado los cambios en el comportamiento y, en sesiones más espaciadas en el tiempo, consolidarás los cambios. Progresivamente, podrás afrontar los problemas por ti mismo para prevenir las posibles recaídas. 

¿A quién va dirigido el tratamiento para el Trastorno de Voyeurismo?

El tratamiento para el Trastorno de Voyeurismo puede beneficiarte si la práctica de estos hábitos sexuales te genera consecuencias negativas en tu entorno, además de consecuencias personales y emocionales.

  • Esta conducta te provoca malestar en tus actividades diarias
  • Dificulta tu mantenimiento de relaciones íntimas
  • No te gusta este tipo de conductas moralmente, pero sí disfrutas realizándolas
  • Has intentado controlarlo, pero no puedes